Siempre hemos vivido en la miseria, y nos acomodaremos a ella por algún tiempo. Pero no olvide que los obreros son los únicos productores de riqueza. Somos nosotros, los obreros, los que hacemos marchar las máquinas en las industrias, los que extraemos el carbón y los minerales de las minas, los que construimos ciudades…¿Por qué no vamos, pues, a construir y aún en mejores condiciones para reemplazar lo destruido? Las ruinas no nos dan miedo. Sabemos que no vamos a heredar nada más que ruinas, porque la burguesía tratará de arruinar el mundo en la última fase de su historia. Pero -le repito- a nosotros no nos dan miedo las ruinas, porque llevamos un mundo nuevo en nuestros corazones. Ese mundo está creciendo en este instante.

B. DURRUTI

jueves, noviembre 29, 2007

RECORDANDO A JUAN GÓMEZ CASAS UN AUTÉNTICO ANARCOSINDICALISTA



ATENCIÓN: NUEVAS DEFINICIONES SOBRE ANARCOSINDICALISMO.


Juan Gómez Casas


Extraído de "Solidaridad Obrera" nº 128 (especial VI Congreso)



Al abordar este tema con objetividad, pero con preocupación, deseo referirme a los análisis desarrollados por José Bondía en el nº 72 de "CNT" correspondiente al mes de marzo. Movido por un afán de coherencia en la argumentación, quiero referirme a ese párrafo en que el compañero afirma que muchos olvidan, o desconocen, "Que el mismo concepto de anarcosindicalismo entraña una neta contradicción al tratar de conjugar dos conceptos cercanos al antagonismo: el sindicalismo, necesariamente reformista e integrador, y el anarquismo, necesariamente revolucionario y trascendente". Por esta razón, dice el compañero, la acción social o sindical de la CNT y su propia existencia se desarrolla en la frontera entre lo reformista y lo revolucionario, entre lo integrador y lo trascendente respecto al sistema. Se deduce así que el anarcosindicalismo por su propia realidad constitutiva tendrá dos fuerzas impulsoras, dos naturalezas en lucha susceptibles de inclinarse del lado del reformismo o del revolucionarismo. Habría una lucha del "bien y del mal" dentro de la CNT. El razonamiento del compañero es una elucubración. Este olvida, o desconoce, y éstas son las consecuencias de no leer historia, que la proyección directa de anarquismo en el movimiento obrero por medio de asociaciones, primero y luego de sindicatos, creó el sindicalismo revolucionario. Esto es lo que ocurrió con la Primera Internacional en España en 1870, primer congreso obrero celebrado en Barcelona. Allí, el anarquismo hecho ya asociación obrera, se decantó por la federación de libres asociaciones de obreros como fórmula de sustitución revolucionaria al Capitalismo y al Estado. El sindicalismo revolucionario de la vieja CGT francesa sirvió de pauta, junto con los antecedentes y las experiencias históricas de la Internacional, para la creación de la CNT española.


El anarquismo contribuía a crear un sindicalismo revolucionario por sus contenidos, que no sería otra cosa que anarcosindicalismo. Es por esto que la CNT anarcosindicalista no tienen problemas de personalidad, pues ese sindicalismo neutro que puede ser fascista, comunista, socialista, o reformista, no es un componente de la organización. Ello se traduce en que la CNT pueda tener unos principios, tácticas y finalidades únicos que no podrían darse si estuviera la pobre fluctuando siempre en precario entre el reformismo y la anarquía. Ese supuesto dualismo sólo existe en la confusión de algunos amigos. Porque la coherencia del anarcosindicalismo cenetista impide que pueda haber contradicción entre los principios, las tácticas y las finalidades. Si esta condición aparece y se institucionaliza, entonces e s cuando debemos empezar a temer por la propia existencia del anarcosindicalismo. La tremenda ventaja de la coherencia, que por abulia no aplicamos eficazmente, en el campo del socialismo genéricamente hablando, nos permite prefigurar dentro de la CNT una realidad anticipatoria de una sociedad sin Estado y sin clases, con militantes responsables que no delegan su responsabilidad personal e intransferible y toman, por ello, las decisiones.


Independientemente de sus finalidades, la CNT sabe que se han de crear las condiciones objetivas para el cambio radical. Que esto no es una broma, que se actúa contra corriente y que sólo se logrará haciendo crecer la conciencia revolucionaria de los trabajadores y de los ciudadanos en los ámbitos donde éstos se desenvuelven: en el hábitat donde viven y en los lugares en que trabajan (los que pueden). La CNT, cuya concepción del sindicalismo es revolucionaria por provenir del anarquismo, sabe también que en el período hasta la transición tendrá que defender las reivindicaciones obreras como siempre lo hizo en el curso de la historia, utilizando la acción directa, o no mediada, de acuerdo con sus fuerzas. Esto explica que unas veces haya obtenido éxitos en su empeño y otras fracasos. En la historia de la CNT ha habido también graves contradicciones circunstancialistas, como durante la guerra civil. La profunda coherencia de que hablo debe servir para evitar repeticiones de estos hechos.


A ver si nos aclaramos


El compañero Bondía afirma que la CNT, como los demás sindicatos entra en el ranking de las fuerzas sindicales del Estado y como tal favorece la evolución del sistema en éste o aquel sentido y se convierte se quiera o no en evolucionista en ausencia de situaciones revolucionarias. Sí, en cierto modo. Es evolucionista en el sentido de que durante la preparación al dilatado tránsito revolucionario es o debe ser un formidable factor de impregnación y contagio que haga evolucionar al pueblo hacia las condiciones que van a propiciar el cambio radical. Esa evolución es lo que yo llamo el crecimiento de la conciencia revolucionaria dentro y fuera de los lugares de trabajo (algunos sonríen al oír hablar de esto) De cualquier manera, el compañero Bondía se equivoca cuando nos llama "estáticos", porque sólo esa nueva conciencia significa un cambio real. La imitación clara de lo que hacen otros, con pretensiones de originalidad es como pretender avanzar pedaleando en esas bicicletas inmóviles que se utilizan para hacer ejercicios físicos en el interior de una habitación. Pero, acto seguido, se perfila una actitud mucho más ambigua en el trabajo de Bondía, al afirmar éste que para equilibrar la balanza y para reencontrarse con el anarcosindicalismo habría que ir a posiciones más sindicalistas. Un pequeño galimatías. Porque si por definición somos anarcosindicalistas y no otra cosa, ¿tenemos que ir al sindicalismo para luego regresar a lo que somos por naturaleza? ¿Qué significa esto?


Vaciamiento de los contenido de la CNT. El problema de la integración.


Como a Bondía no le agrada mucho la historia, sobre todo cuando va contra sus improvisaciones, puede que no sepa que situaciones confusas como ésta ya se dieron en la CNT durante la dictadura de Primo de Rivera y posteriormente con las polémicas entre Santillán, Pestaña y Peiró, sobre todo en las de estos dos últimos. Pestaña acabó definiendo a la CNT como un continente más que como un contenido. Un continente sirve para meter cosas dentro. Habiéndose agarrado al sindicalismo neutro acabó fundando un partido para infundir a aquél desde fuera un cierto contenido. Cierto que la postura de Bondía no es esto, pero las implicaciones de cuanto dice son imprevisibles.


Tras afirmar que, descartando la integración política o de participación en la lucha por el poder, queda nuestra necesaria e inevitable integración en el tejido de la sociedad española, termina diciendo que porque tenemos voluntad de constituirnos en fuerza social, esta no marginación (entiéndase integración, digo yo) ha de ser lo más profunda posible, siendo una parte fundamental en el entramado social. Pero la sociedad española o el entramado como lo conocemos hoy es el sistema. Y la sociedad española, o el sistema es todo, es decir, los que trabajan, los parados, los marginados, los oprimidos, los opresores, los cuerpos represivos, los políticos, la pluralidad de instituciones, el Estado. ¿Es aquí donde hemos de integrarnos de una forma "potente" se nos dice? Ante todo, qué es estar integrados? Integrar es reunir .las partes de un todo, armonizarlas, para que ese todo pueda cumplir sus funciones naturales. Tales funciones reconocen incluso discrepancias, diversidad y oposición hasta ciertos límites, pero todo ello en razón de que es necesario para el funcionamiento normal del todo. Por consiguiente, para la consolidación del todo es decir, del sistema. Así es como entiende la cuestión el reformismo político. ¿Están la CNT y el movimiento libertario integrados así en el sistema? NO. Estamos dentro del entramado del sistema. Esto nos condiciona ciertamente, nos limita, nos reprime, se nos impone por medio de regulaciones autoritarias. Pero estamos contra el sistema, no somos una pieza indispensable para el desarrollo del sistema. De hecho, estamos en una situación real de marginación conscientemente asumida. Desde ésta intentamos contagiar nuestros valores y nuestras ideas-fuerza, penetrar hasta el corazón mismo de esta sociedad por nuestra teoría y nuestra práctica. La integración-colaboración, como la entiende, quiera o no, Bondía, nos dejaría inermes y desarmados para la defensa de alternativas tendentes al cambio radical y profundo de la sociedad y convertidos en simple tejido del sistema.


Bases para una estrategia.


En el apartado Bases para una estrategia se nos da a entender qué podría ser una profunda integración en el entramado social, que no debería ser política. Se empieza por decir que habría que empezar por demostrar "que en el ocaso del siglo XX puede existir una organización anarcosindicalista capaz de desenvolverse con realismo y eficacia en la resolución de las problemáticas laborales o sociales". ¿Esto quiere decir resolver las enormes contradicciones del capitalismo que terminan en crisis económica, paro, marginación, represión? ¿Un movimiento anarcosindicalista integrado va a resolver todo esto sin hacer la revolución social? Luego se nos dice, entre otras cosas, que se deberían "controlar aquellos procesos estrictamente laborales o sindicales donde están en juego intereses directos, no políticos, del mundo del trabajo: Seguridad Social, Desempleo, etc". A esto hay que hacer extensivo, pues, todos los organismos técnicos y sociales que se relacionan con aquel: el IMAC, el JSP, el INEM, el INSS, el Consejo Económico y Social, donde se instalan las burocracias sindicales junto a los funcionarios del Estado. Los tinglados políticos de que dependen todos estos mecanismos "económicos y sociales" se encargan de controlarlos los partidos guía de esos sindicatos.


En la segunda conferencia de militantes de Madrid, se le dijo a Pepe Bondía que las instituciones y organismos sociales y económicos son inseparables de los políticos que los crean y condicionan. De manera que para ser coherentes, esa política de presencia en algunos ámbitos pronto estaría proyectando una presencia complementaria en los organismos políticos, desde donde, de acuerdo con la lógica que anima todo el análisis, se podrían defender las primeras "con eficacia y realismo".


Con lo dicho, creo que es suficiente para sacar algunas conclusiones sobre las fórmulas nuevas que se nos proponen. ¿Estaría aleteando a nuestro alrededor el sindicalismo político?

sábado, noviembre 24, 2007

BRÚJULA SOCIAL





BRÚJULA SOCIAL

CONTENIDO

HAGASE SEMIIDIOTA

Fígaronegro

Concienzudamente se escribe de muchos temas a los cuales siempre les salen especialistas a tiempo completo que con tenacidad y cierta rigidez

formal intentan convencernos de lo que no es cierto, lo que no puede ser o lo que es mentira radical y profunda.

Este escritorcillo a tiempo parcial viene a enfundarse en su mono de trabajo temporal no remunerado para decir lo que todo el mundo sabe, muchos callan y sólo unos pocos nos disponemos a sacar a la luz. Como si la luz fuera tan evidente, dice el otro.

Viene esto a raíz de cierta teoría que me ha llegado vía Internet. Se viene a llamar semilibertarismo o algo parecido. Gran hallazgo éste. Han descubierto el semiblanco o el seminegro, el semiantiautoritarismo, la semilibertad, la semidignidad humana. Supongo que el semiestado y el semicapital.

Claro, como es tan difícil conseguir la acracia completa debemos conformarnos con semiteorías, pues puestos a partir por la mitad partamos también esta teoría. ¡Ay!, aquellos tiempos en los cuales las cosas eran más claras. Al pan, pan; al vino, vino. Así lo decía mi abuela. Pero no, puestos a enturbiar las aguas bien está una nueva teoría,

semiidiota, pues es tan absurda, falta de sentido y tan llena de complejos

metafísicos que declararla idiota total es darle demasiado

bombo y platillo. Algo parecido a la política rodea al rico mundo libertario en sus múltiples facetas. Camarillas intrigantes, élites endiosadas, gurús con la fórmula mágica del crecimiento, embaucadores del tres al cuarto. Especuladores, expertos en la exclusión, sabios sin sabiduría, sueltos de ir por casa y poco más. Antes a aguantar a tipos de estos se le llamaba tragar con sapos y culebras, ahora le dicen ser Hágase tolerantes. Es cierto que un buen número de anarquistas o libertarios no hemos oído la voz del “Mesías”, que no nos hemos sumado a sus cruzados y no hemos salido a la calle, entre otras cosas por que llevamos años en ella. Se nos ha pedido apoyo a la semiidiotez y no lo hemos dado. Se nos excluye abiertamente y se nos maltrata, simplemente

por no comulgar con su risible fórmula social. Pero a pesar de todo no

damos nuestro brazo a torcer. Ni nuestro brazo ni nuestro cerebro. No

formamos parte de los expertos o viajantes con gastos pagados. Es nuestra

voluntad. Nuestro sentido libertario nos impide entrar en una dinámica extraña, ajena, destructiva y en nuestra opinión improductiva. Gasten su tiempo, ricamente pagado por el dinero de todos, malgasten palabras, alumbres teorías absurdas mientras el poderoso suministra a sus ejércitos con moderno material destructivo y dos tercios de la humanidad literalmente vive en la miseria. Hágase postmoderno, dinámicamente progresista, mantenga la maquinaria

EDITORIAL

La intención sociológica ha estado y está presente en los textos anarquistas desde los inicios del anarquismo como filosofía moderna. En

ambos recorridos intelectuales existen concomitancias y similitudes, apoyos y perspectivas comunes. No hemos de olvidar, como suele

hacerlo la enseñanza superior oficial (la Universidad), que uno de los fundadores de la ciencia sociológica, entre no más de una docena, se encuentra nuestro apreciado José Proudhon. Tampoco se debe olvidar la vocación sociológica de las publicaciones anarquistas del final del siglo XIX y principios del XX. La Revista Blanca, declarada de la sociología, es un buen ejemplo de lo dicho. La Revista de Ciencia social, que tenía al intención de “difundir los estudios sociológicos modernos”.

Eso sí, reivindicaban una sociología desde el anarquismo. Ya tenemos dos premisas: intención y vocación. Ya veis algo tan alejado de la profesionalización y la demagogia. Y sobre todo cuando la intención se cuenta y se expone, no se mal arguye ni se retuerce filosofeando. Por otro lado contemplamos, nunca impasibles, la desideologización que se produce en parte del anarquismo, contaminando al resto como a un todo. Bien, muy bien que se evite el dogma; otra cosa es evitar la ideología, esa raíz de la que debe salir un árbol frondoso y rico en argumentos. La llamada reinvención de esta ideología hace también un flaco favor

a su difusión actual, pues la constante aparición de nuevos teóricos

con “ultramodernas ideas” ensombrecen los buenos, lógicos y actuales argumentos de buena parte de los teóricos clásicos. Del mismo modo cierta clase intelectual izquierdista acusa al anarquismo de no tener ideólogos actuales y por eso debe recurrir continuamente

a los clásicos: Bakunin, Malatesta, Kropotkin, etc. Aquí no vamos a ofrecer ideólogos, pero si ideario actual, de la gente de ahora y de los

clásicos, como no. Podrán criticar al anarquismo, pero esperamos que no pueden decir que está enclaustrado en sus dogmas inamovibles,

o en su clásicos inalterables, por otro lado tan queridos y apreciados por nosotras y nosotros. Además, un empecinado patológico “colectivismo de

izquierda” hace, mejor obliga, a buscar, a través de cualquier medio una organización grande o llamado movimiento de masas. De ahí los foros -junta – colectivos, plataformas todo vale, los frentepopulismos diversos, etc. ¿Tendremos que conformarnos los anarquistas con todo eso?, ¿tragarnos con calzador una sociología marxista, camuflada o directa y no tener nuestra propia sociología? Un anarquismo sociológico proponemos.

O un anarquismo apoyado en la sociología, o en cierta sociología crítica al

menos. Ciencia llamaba Kropotkin al anarquismo que quería. Es por ese amor a lo social que expondremos materiales diversos, daremos reflexiones y profundizaremos en temas. Debatiremos

por lo social y por lo social nos afirmaremos como ácratas, críticos, vitales.

Pecatería, cuasi religiosa, al no querer ordenar, clasificar, demostrar, escudriñar, razonar en su más extensa expresión. Tal excesivos escrúpulos hacen semejanza con quienes apenas no lo tienen: los políticos. Y es que venimos apreciando un desmedido gusto por hacer

política en el Movimiento Libertario, un exceso por tomar cargos y responsabilidades que luego se muestran claramente tendenciosas

hacia lo que podemos llamar junto con el manifiesto de Theodore Kaczynski la enfermedad izquierdista, compuesta por un sentimiento de inferioridad y una socialización excesiva o sobre socialización (explicado magistralmente en dicho manifiesto). Si a esto le incluimos el gusto por la postmodernidad tendremos el cóctel de los males, a nuestro modo de ver, del Movimiento Libertario. Como veis no todos los males de nuestro movimiento son causas externas. Tenemos causas externas e internas, muchas veces interrelacionadas.

Y no es que queramos simplemente enmendar la plana a los que ya saben lo que están haciendo. Pretendemos que no se confunda a otras y otros desconocedores de cosas referidas aquí, a las personas que se incorporan

al movimiento o a meros simpatizantes. Y para todos aquellos que no hayan entendido este editorial en toda su extensión

le recomendamos la lectura de ésta, esperamos

longeva, revista fomentada no por un grupo de presión,

mediático o político, sino por un grupo anarquista.

Ah! Se nos olvidaba. Lo de revista de itinerario anarquista

es por diferenciarla de otras que muestran varios caminos y a veces ni uno anarquista. Tampoco queremos decir, y que quede claro, que el nuestro es el único camino. Somos una voz más en el rico mundo libertario, ni queremos quitarle espacio a nadie, ni queremos que nadie nos

quiten nuestra palabra.

Hemos dicho.

Extraído de la revista anarquista BRÚJULA SOCIAL, Nº: 0

Le deseamos un largo y fructífero futuro a esta nueva revista anarquista, estamos seguros que con sus artículos y reflexiones será una gran aportación al últimamente enturbiado panorama Libertario, deseamos que esta brújula nos ayude a no perder el camino.

viernes, noviembre 23, 2007

FERNANDO FERNÁN GÓMEZ









Fernando Fernán Gómez ha fallecido el miércoles 21 de noviembre de 2007, este es un día triste para su familia y amigos y todos los que lo conocieron y para nosotros los anarquistas y anarcosindicalistas, especialmente porque se nos ha ido uno de nuestros compañeros. De todos es conocido su ideología anarquista y su simpatía por la CNT y el movimiento libertario, apoyó con su presencia el mitin de Montjuic en 1977 y perteneció durante la transición al Sindicato de Espectáculos de Barcelona. Fernando fue siempre un inconformista, defensor de la causa de los desposeídos, ha sido siempre un hombre comprometido socialmente tanto en su vida como en obra y fiel a sus ideas hasta el final, ha querido hacer su último viaje envuelto en la bandera roja y negra del anarcosindicalismo.


Actor y director de cine español, novelista y autor teatral, conocido por el gran público principalmente por su labor interpretativa. Obtuvo sus primeros éxitos con producciones locales de posguerra como La mies es mucha (1948), de José Luís Sáenz de Heredia, en la que interpreta a un misionero español que sucumbe heroicamente, o Botón de ancla (1947), de Ramón Torrado, en la que encarna a un guardiamarina. Con los años, este prototipo de hombre sencillo y bueno ha ido derivando hacia personajes más profundos y extraños, como el profesor de derecho auto esclavizado de Stico (1984), sátira de Jaime de Armiñan, por la que el actor obtuvo un Oso de Plata del Festival de Berlín. Sin embargo, donde ha logrado sus mejores frutos ha sido en el terreno de la dirección, también en su madurez, con varias películas entre las que sobresalen El viaje a ninguna parte (1986), basada en su novela homónima publicada en 1985, Mambrú se fue a la guerra (1986), o El mar y el tiempo (1989), que también interpreta. En 1987, con la inauguración de los Premios Goya, conseguiría cuatro de estos galardones: a la mejor película, al mejor guión y a la mejor dirección por El viaje a ninguna parte, y a la mejor interpretación por Mambrú se fue a la guerra. Como autor teatral, ha obtenido un gran éxito con Las bicicletas son para el verano, Premio Nacional Lope de Vega en 1978, adaptada al cine en 1983 por Jaime Chávarri. Fue también Premio Nacional de Teatro en 1984, y en 1987 fue finalista del Premio Planeta con su novela El mal amor.


Nuestra más sincera condolencia para su familia y para el: nuestro reconocimiento y admiración. Compañero aunque te hayas ido tu recuerdo permanecerá imborrable en nuestros corazones, que la tierra te sea leve.


martes, noviembre 13, 2007

ASESINATO FASCISTA EN MADRID


Hoy, 11 de noviembre de 2007, nos lo han robado. Hoy los fascistas se han llevado la vida de un compañero, de un amigo, de Carlos. Un chico vallecano de 16 años hoy no volverá a casa sólo por rechazar el racismo y plantar cara a las agresiones xenófobas que estos últimos días hemos visto en diferentes medios de comunicación, entre ellas, un hombre congoleño que quedó tetrapléjico en Alcalá de Henares, varias palizas más a inmigrantes en Pío XII y en Las Rozas, la agresión en el metro de Barcelona…

Esta mañana había sido convocada una manifestación de ultraderecha y de claro corte xenófobo en la zona obrera de Usera. Nuestro compañero, al igual que el resto de antifascistas que nos montábamos en ese metro, sólo necesitaba demostrar a esos fascistas que el lugar de nacimiento de una persona no es motivo suficiente para juzgarla y que en los barrios obreros las actitudes racistas no son bienvenidas.

Con este comunicado queremos denunciar que a día de hoy en Madrid, con la supuesta democracia en la que vivimos, hay manifestaciones racistas permitidas y protegidas por las “autoridades”, pero no sólo eso sino que sus asistentes son sujetos armados con puñales de caza, como lo era el asesino de Carlos.

Por desgracia no ha sido todo. En la misma agresión otro compañero antifascista ha sido apuñalado en el pulmón y actualmente se encuentra en el hospital en estado grave, pero estable. Por si esto fuera poco, la Policía ha decidido proteger a los racistas cargando con porrazos y pelotas de goma. Durante esa carga otro antifascista más ha sido atacado por los agentes de la “Ley y el Orden” que han procedido a detenerle posteriormente, negándole la asistencia médica hasta que toda la manifestación fascista hubiera podido pasar delante de él ridiculizando sus heridas e incluso tomando imágenes con sus teléfonos móviles. Esperamos también su pronta recuperación, al igual que la puesta en libertad de otr@s dos compañer@s antifascistas que también han sido detenid@s.

Los medios de comunicación insisten e insistirán en intentar hacer ver que sólo ha sido una reyerta entre bandas opuestas. La realidad es bien distinta para l@s que nos atrevemos a mirarla de frente. Estas agresiones vienen a sumarse a la lista de víctimas que el fascismo y el racismo ha ocasionado en toda la Historia. La herida entre las dos españas está hoy muy viva para much@s, a pesar de que la intenten disimular con alguna ley tibia e incompleta.

No ha sido un muerto por pandillismo, Carlos ha sido asesinado por defender a la clase trabajadora, sin pararse a mirar el color de su piel o su país de procedencia.

Hoy hemos estado llorando su muerte y el dolor nunca lo podremos borrar de nuestra memoria.

Por último agradecer a tod@s l@s compañer@s que durante el día de hoy han sufrido y han permanecido unid@s y organizad@s. Agradecer a l@s compañer@s de fuera de Madrid que desde la distancia han hecho llegar su solidaridad al movimiento antifascista madrileño, pero sobre todo agradecer a l@s vecin@s del barrio de Usera porque se han echado a las calles, porque cuando han visto a los racistas frente a sus casas no se han callado. Porque con su ejemplo legitiman nuestra lucha.

¡NI UN RESPIRO AL FASCISMO!
¡NINGUNA AGRESIÓN SIN RESPUESTA!
EL MEJOR HOMENAJE, CONTINUAR LA LUCHA
Coordinadora antifascista Madrid


sábado, noviembre 10, 2007

CNT EN LUCHA









El pasado miercoles, una vez más, la sección sindical de la CNT nos concentramos delante de los departamentos de oficinas de Caprabo. Los motivos esta vez fueron varios:

1- Desear una feliz fiesta de Halloween a la dirección de Caprabo. Y por este motivo les comunicamos, pancarta en mano, el inicio de la campaña de boicot a la marca.

2- Recordarles que aún esperamos ansiosamente su llamada telefónica para una segunda reunión. Y una respuesta a nuestras justas reivindicaciones.

3- Saludar al comité de empresa que en esos momentos estaba reunido "negociando" el calendario del 2008.

La concentración se alargó casi 2 horas dado que los temas a tratar daban para mucho y las fuezas no menguaban.

martes 6 de noviembre de 2007

Carteles boicot




Y SI ESTO NO SE ARREGLA...

octavilla repartida ayer



Si no trabajan por ti, que no decidan por ti

Los sindicatos con representacion en el comité de empresa siguen tomando decisiones por los trabajadores sin consultar ni informar.

Actualmente se encuentran “negociando” el calendario laboral del 2008 que con toda seguridad será lo de siempre.
El comité de empresa y sus delegados antes de acordar un nuevo fraude y más de lo mismo, deberían preguntar a los trabajadores para saber qué es lo que más nos conviene o como mínimo informar claramente de lo que se va a negociar.

La seccion sindical de la CNT propone para el calendario laboral del 2008 lo siguiente:

Dos turnos de fiesta para todo el almacén.

1º Los trabajadores del turno de día,harán sus fiestas, el primer turno los días sabados y domingos y el segundo turno lo hará domingo y lunes,en forma rotativa y semanal.

2º El turno de noche ,sus días de fiesta lo haran los viernes y sabados en el primer turno y sabados y domingos el segundo,en forma rotativa y semanal.

Aprovechamos para recordar que las convocatorias de huelga siguen legalizadas todos los sabados y domingos hasta fín de año. Muestra tu descontento, reivindica tus derechos.

Organización y Lucha
Sección Sindical de CNT en el almacén de caprabo-ciencias

viernes, noviembre 09, 2007

miércoles, noviembre 07, 2007

La CGT se presenta a las elecciones sindicales de carceleros



La CGT se presenta a las elecciones de funcionarios de prisiones (carceleros), al parecer han sacado seis delegados, auque hay quien dicen que lo que han obtenido son seis votos. Da igual los votos o los delegados que hayan obtenido de cualquier manera es una vergüenza que quienes se afanan en llamarse anarcosindicalistas se presenten a las elecciones de carceleros que pertenecen a los cuerpos represivos del estado, que son la expresión más dura del autoritarismo y la represión del estado, lo contrario de lo que es el anarcosindicalismo que es la expresión más elevada de la libertad y de la solidaridad de la clase obrera, contrario al estado y a sus mercenarios.


Pero la CGT, no es anarcosindicalista, no lo es solo por afiliar a carceleros si no por muchas otras razones y la fundamental es la participación en las Elecciones Sindicales y los Comités de Empresa, porque las elecciones sindicales son como se dice el V de congreso de CNT contraria a la esencia del anarcosindicalismo:



ELECCIONES SINDICALES


La CNT. rechaza la participación en las elecciones sindicales, práctica contraria a la esencia del anarcosindicalismo. Nuestro rechazo se basa en:


Las elecciones sindicales suponen la implantación del método parlamentario burgués en el ámbito de la empresa, impuestas por el Gobierno con el apoyo de las centrales sindicales colaboracionistas. Con las elecciones se pretende por una parte frenar el proceso de organización de los trabajadores en sus sindicatos de clase; y por otra parte anular la Asamblea de fábrica, como mejor exponente de la unidad de acción.


Esta práctica supone vaciar de contenido a las organizaciones sindicales, puesto que las funciones que han de asumir los sindicatos pasan a manos de los comités de empresa, haciendo que paulatinamente se transformen en burocracias.


Las elecciones conducen a una nueva forma verticalista del Sindicalismo, en base a comités burocráticos permanentes, que impiden la acción directa de los trabajadores en sus empresas, reduciendo, su participación a una simple introducción de papeletas en una urna.


Asimismo, fomenta la división en el seno de la Clase Obrera al otorgar una serie de privilegios a los comités de empresa, privilegios que en ningún momento podrán disfrutar los demás trabajadores.


La imposición de las elecciones por parte del Gobierno y de la Patronal responde al interés por aplicar lo que se ha dado en llamar Sindicalismo europeo, es decir, el que sirve para control e integración de los trabajadores en el Sistema, así como para impedir la radicalización de los conflictos. Participar en las elecciones es entrar en esta dinámica del Estado y aceptar la misión de elemento integrador que el Sistema pretende para el Sindicalismo.


Los comités de empresa aparecen como vehículo y garantía de aplicación de los pactos sociales, firmados a espaldas de los trabajadores.


Por todo lo anterior, la CNT. se reafirma en su NO PARTICIPACIÓN EN LAS ELECCIONES SINDICALES, debiéndose realizar un boicot activo a las mismas, a escala nacional.


El V CONGRESO DE LA CNT., hace un llamamiento a aquellos trabajadores miembros de Comités de empresa, para, que, vista su función y trayectoria, los abandonen inmediatamente. Asimismo hace un llamamiento a las bases sindicales y a todos los trabajadores en general, para que no acepten la representación constituida por dichos comités.


ABAJO LOS MUROS DE LAS PRISIONES, LOS COMITÉS DE EMPRESA, LAS ELECCIONES SINDICALES Y LOS FALSOS ANARCOSINDICALISTAS DE LA CGT O DE DONDE SEAN.















: