Siempre hemos vivido en la miseria, y nos acomodaremos a ella por algún tiempo. Pero no olvide que los obreros son los únicos productores de riqueza. Somos nosotros, los obreros, los que hacemos marchar las máquinas en las industrias, los que extraemos el carbón y los minerales de las minas, los que construimos ciudades…¿Por qué no vamos, pues, a construir y aún en mejores condiciones para reemplazar lo destruido? Las ruinas no nos dan miedo. Sabemos que no vamos a heredar nada más que ruinas, porque la burguesía tratará de arruinar el mundo en la última fase de su historia. Pero -le repito- a nosotros no nos dan miedo las ruinas, porque llevamos un mundo nuevo en nuestros corazones. Ese mundo está creciendo en este instante.

B. DURRUTI

sábado, abril 19, 2014

El don del oportunismo

Se define el oportunismo como una actitud que consiste en aprovechar al máximo circunstancias para obtener el mayor beneficio posible, sin tener en cuenta principios ni convicciones. Los políticos, con su lenguaje tramposo, hacen del oportunismo un estilo de vida, para sustituir el ser con el parecer. Ya lo importante no es el hecho sino la apariencia.
El pasado domingo 6 de Abril, la Corrala Utopía fue desalojada después de casi dos años de okupación, resistencia y lucha. Y como medida de presión okuparon primero la catedral de Sevilla, a las puertas de la Semana Santa y posterior acampada en Plaza Nueva, enfrente del ayuntamiento sevillano. Hasta ahí los hechos.
En cualquier otra fecha, quizás eso hubiera sido lo único que hubiera pasado, pero estamos a las puertas de las elecciones europeas, el pistoletazo de salida de la maratón de elecciones que se avecinan: europeas las primeras, las locales, las nacionales y al final las autonómicas. Todas ellas en torno a los siguientes dos años. Ya los programas electorales no motivan visto el engaño que suponen, así que se busca el golpe de efecto, el momento de gloria y la apariencia radical. Ya sea en el gobierno o en la oposición. Y este es el caso de IU, que gobierna en coalición con el PSOE. Ante el desalojo de la Corrala Utopía, IU no ha perdido ese don tan particular de los políticos del oportunismo, saliendo a escena pública en una supuesta defensa de la Corrala Utopía y haciendo un ataque descarnizado a Susana Díaz (PSOE) y amenazando con romper el pacto de Gobierno. Cualquier persona que viera esta reacción por la defensa de 36 familias para que obtengan un techo digno pensaría que IU con el PC a la cabeza son partidos que se preocupa por la gente, pero a la vista de los hechos y no quedándonos con la pose radical, vemos que no son nada más que palabrería, engaños propios de charlatanes y tahúres. ¿Por qué decimos esto? En un primer caso, porque de las 36 familias que iban a ser desahuciada y que buscaban realojo para todas ellas, sólo parece que se la van a dar a 2 familias que son las que cumplen con los requisitos gubernamentales. ¿Por qué no rompe entonces el pacto de gobierno con el PSOE y la defenestrada Susana Díaz? ¿Por qué no habla ahora IU o el PC tras la carta del ayuntamiento sevillano en el que indica que sólo dos familias tienen derecho a la protección de una vivienda por exclusión social? ¿Es que ya las 34 familias restantes no tienen derecho ya a la vivienda? ¿Porque no hace una crítica de esos baremos que determinan que una persona está o no en situación de exclusión social, principalmente cuando el hacinamiento, o el no tener techo son causas principales de exclusión social? Su silencio únicamente muestra su afinidad y complicidad con la situación que les ha llevado a los vecinos de la corrala a okupar. Una afinidad y complicidad con la banca a la que no hace mención ni critica en ninguno de sus escritos de apoyo a la Corrala Utopía y, una afinidad y complicidad con los desalojos y con las fuerzas represivas del Estado que lo llevan a cabo.
Otra cuestión importante en este asunto, es por qué esa reacción por las familias de la corrala utopía por un lado, y por otro el silencio cómplice con las restantes doce mil familias que están en las listas de espera y todas aquellas que ni tan siquiera están en las listas pero que tienen las mismas necesidades de una vivienda. No hay otra explicación que la búsqueda de la cámara, de su momento de gloria, el merchandising de rebeldía ante las elecciones europeas, buscan su legitimación para obtener el poder en nombre de los desheredados. Es el uso descarado de luchas ajenas para beneficios propios, sin importarles los principios ni las convicciones de los vecinos de la Corrala la Utopía, o lo que es lo mismo, es un ejemplo vivo del oportunismo político.
Y para finalizar, recordar que el gobierno andaluz tiene como consejera de vivienda y fomento a Elena Cortés Jiménez, miembro de la dirección colegiada de IU y del PC. Y por lo tanto no se puede negar la responsabilidad y culpabilidad de este cuadro político de que existan doce mil personas en lista de espera sin casa, mientras que hay 700.000 viviendas vacías. Parafraseando al líder de IU y miembro del PC, quieren que todas las personas duerman debajo de los puentes.
Por todo esto mostramos nuestro más rotundo rechazo a la clase política y a todos los partidos políticos, porque este es el ejemplo de como IU se adueña de una lucha, no con el objetivo de beneficiar a los que luchan, sino como medio de publicidad gratuita ante unas elecciones. Y como IU, los demás partidos políticos tampoco se quedan atrás en adueñarse de luchas, triunfos motivados por una base social comprometida y concienciada.
Nosotros, los anarquistas mostramos solidaridad con todas aquellas luchas, que vayan en consonancia con la libertad, la igualdad y la fraternidad, por ello nos solidarizamos con la Corrala de Vecinos de la Utopía de Sevilla, La Morana en Huelva, y todas aquellas personas que en su afán de seguir sintiéndose una persona reconocen que la ley no es sinónimo de justicia, y que ésta está por encima de cualquier ley, y por ello okupan y se enfretan ante los ataques del capital y del Estado.
Contra toda forma de autoridad, contra cualquier forma de poder, NO VOTES y organízate y lucha

CNT HUELVA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada